Historia

La Real Sociedad Hipica de San Sebastián se fundó en 1916 como club deportivo y social para el fomento de la equitación en la capital gipuzkoana, bajo los auspicios del rey Alfonso XIII.

Pese a que en sus comienzos tuvo su sede tanto en el Hipódromo de Lasarte como en los arenales de Ondarreta, desde el 4 de Agosto de 1944, y gracias al General Pimentel (quien puede considerarse como el fundador del Club), está situada en los actuales terrenos, pertenecientes hasta entonces a los caseríos Kapuene y Kapuene Berri.

La dirección de las obras corrió a cargo del Sr. Iturriaga, quien se encargó de la construcción del Chalet Social, las cuadras, las pistas, el picadero cubierto, la pista de
hierba de 40x80metros, tres pistas de tenis, piscinas, etc. En 1980 se construyó también el picadero pequeño.

Además de cumplir con la función didáctica, las instalaciones de la Sociedad sirvieron hasta la década de los 80, como escenario para diversos concursos hípicos, que en un comienzo fueron internacionales y más adelante nacionales, ya que durante 3-4 años (a partir de 1988) se dejó de celebrar el Concurso Internacional por la peste equina. En ellos participaron jinetes notabilísimos tanto del Club como fuera de él. Entre los que puede recordarse a Francisco Goyoaga, y la Sra. García Cruz, Adolfo Marino, Luis Pradera, Guillermina Múgica, Eduardo Arbide,…

Doroteo Almendros daba clase de equitación durante todo el año. Tuvo como alumno, mientras residió en San Sebastián a Juan Carlos, el que actualmente es Rey de España. También pasaron por esta escuela los aristócratas Álvarez de Toledo, los Gaylan de Ayala, duque de Veragua, Vergarajauregui, los ganaderos Bohorquez, el duque de Gort y el de Guaqui.

Actualmente, la Real Sociedad Hípica de San Sebastián es uno de los clubes hípicos con más actividad en lo que a concursos se refiere, con al menos un concurso hípico al mes. En el calendario destacan por su importancia el Concurso Internacional de Saltos de San Sebastián (julio), el Concurso de Saltos de Semana Grande (agosto), el Memorial General Garrido (octubre).

Con el paso de los años, la Real Sociedad Hípica de San Sebastián se ha convertido en uno de los clubes de más larga tradición en San Sebastián.